domingo, 21 de octubre de 2007

El Equilibrio Empieza por Amarnos a Nosotros Mismos

--------------------------
---------------------------

Conseguir ese ansiado equilibrio emocional es una cosa que a muchas personas les cuesta mucho trabajo y que muchas otras creen que es una tarea imposible.

Desde el principio de nuestra vida se nos enseña la lección que para tener un equilibrio emocional lo podremos conseguir de ciertas formas. - La primera es el amor que te dan tus padres. Si no lo tienes te desequilibras.- La segunda es depender de los amigos emocionalmente. Si ellos no responden como tu esperas, te puedes decepcionar e incluso deprimirte. - La tercera de nuestro primer “amor”. Pero si este primer amor (o segundo, o tercer) no nos corresponde como esperamos sufrimos mucho y nos decepcionamos e incluso podemos enfermarnos o podemos obsesionarnos con ver a esa persona.

Ese es concepto de “Amor” que se tiene en la sociedad. Lo vemos en nuestra vida, en las películas, en los libros. Las grandes historias de “amor” como Romeo y Julieta nos muestran este tipo de relación que cuando no se puede estar con la persona “amada” incluso hay personas que se quitan la vida.

“Te quiero, te necesito, no puedo vivir sin ti”, lindas palabras que bien podrían estar sacadas de un bolero, una preciosa canción de amor. Cuando la persona amada nos corresponde estamos “en el cielo”, es decir que nos esta dando toda la energía que necesitamos, por eso viene esa sensación de felicidad y éxtasis emocional. Pero cuando esta persona nos deja, nos sentimos mal y nos falta algo. Y si esta persona, mi mujer o mi novia, se va con otra persona, esto yo no lo acepto y empiezan los celos, pues es “de mi propiedad”. O empiezo a no comer o como mucho, estoy con cambios bruscos de humor, hay veces que puedo caer enfermo.

Ahora miremos “Te quiero, te necesito, no puedo vivir sin ti” desde el punto de vista de un adicto a la heroína. Veremos que cuando tiene su dosis de heroína esta en el cielo. Pero cuando no la tiene o se esta desintoxicando tiene los síntomas similares a una persona que se esta desenamorando o su “amor” no le corresponde. Aunque los síntomas físicos sean mucho mas fuertes los de un toxicómano. Podemos ver que el concepto que se tiene de Amor es una adicción a la energía de otra persona.

Para poder amar sin ataduras y adicciones tenemos que trabajar el desapego, es decir, la no dependencia de algo o alguien. Así se consigue amar incondicionalmente y sin ataduras.
Todos aprendemos por imitación, el Tibetano, Djwhal Khul, nos dice “Yo soy lo que Veo”.Y en esta sociedad no vemos muchas personas que practiquen el desapego y por tanto no tenemos ejemplos de los cual poder imitar y aprender de ellos.

Para poder tener un equilibrio emocional lo primero es aprender a amarnos a nosotros mismos. Dedicándonos un tiempo a nosotros mismos. Mimándonos y queriéndonos.

Hace un tiempo me contaron este precioso cuento:“Había un hombre que tenia un jardín con unas rosas preciosas y las regalaba a todo el mundo y no se preocupaba de cultivar su jardín porque tenia muchas. Llego un día que se quedo si rosas y espero que las personas a las que había regalado rosas le trajeran alguna, y paso un día y nado le trajo nada y así paso una semana y después un mes. Se decepciono y se deprimió pues nadie le traía nada. El había acostumbrado a los demás a que era el que daba rosas todo el tiempo. Y tampoco cultivaba su jardín porque las rosas crecían durante mucho tiempo sin hacer nada."

Moraleja: Cultiva tu jardín todos los días. Siempre tendrás rosas e incluso cuando nadie te traiga rosas, las tuyas serán suficientes para estar equilibrado.

Un Saludo con Amor
José Manuel Piedrafita Moreno
Si quieres conocer su trabajo haz click aquí

1 comentario:

cecilia dijo...

Totalmente de acuerdo pero que de las personas que no tienen donde cultivar es que estan vacias totalmente?

He visto esos casos, por donde empezar¿